Prácticas Sostenibles de Paz

Los conceptos y las prioridades en la consolidación de paz mundial están cambiando. Los fracasos del intervencionismo de arriba hacia abajo en Irak, Afganistán y otros lugares han agregado peso a las críticas de las intervenciones liberales que preconceden los fines y los medios de apoyar las transiciones del conflicto a la paz. Los actores y problemas que debe enfrentar la construcción de paz están aumentando, incluidos los movimientos ideológicos transnacionales, las oposiciones fragmentadas, el aumento de los flujos de migrantes, la organización de las redes sociales y el cambio climático. Las respuestas requeridas para la consolidación de paz son más complejas y dinámicas que nunca, y están estirando las limitaciones de los enfoques tradicionales basados en el estado. Para crear una paz que sea verdaderamente sostenible, que no se rompa por las perturbaciones inevitables dentro y entre los estados, necesitamos procesos de consolidación de la paz que surjan de la voluntad y la agencia de la gente local en lugar de los extranjeros, y que sean receptivos y resistentes a los cambios de contexto. Estos imperativos se están recogiendo en parte en los marcos normativos mundiales, incluidos el Programa de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz y Pathways for Peace, pero no está claro cómo se pueden poner en práctica estas directivas políticas generales.

Durante 2018 y 2019, Adapt Peacebuilding está investigando los elementos de paz sostenible. La investigación se basará en estudios de casos prácticos y reflexiones de profesionales expertos involucrados en investigación, políticas y prácticas. Se probarán las siguientes hipótesis tentativas, basadas en la experiencia académica y práctica:

1. La consolidación de la paz es más efectiva cuando es de propiedad local. La propiedad local genuina (que puede ser impugnada dentro de los países) es evidente (en lugar de retórica) cuando los procesos de construcción de paz son diseñados y administrados de manera demostrable por actores locales, en lugar de personas externas que pueden financiar o apoyar técnicamente el proceso.

2. La construcción de la paz es más efectiva cuando emplea métodos de gestión adaptativa que permiten que el proceso responda a los cambios de contexto en tiempo real. Estos métodos son identificables en contraste con las iniciativas rígidas y planificadas previamente que normalmente requieren los métodos de gestión de los donantes.

3. La construcción de paz es más efectiva cuando adopta un enfoque explícitamente sistémico. Esto significa que las intervenciones se racionalizan con base en métodos de análisis de contexto explícitamente sistémicos que consideran la causalidad compleja y no lineal. También significa métodos de implementación que emplean intencionalmente estrategias sistémicas y de redes que buscan aprovechar oportunidades para escalar el impacto y fomentar la transformación sistémica.

4. Se presume que las características anteriores en total permitirán la escalabilidad de las intervenciones de construcción de paz, que serán identificables como aumentos en el número de personas afectadas positivamente por estos procesos y una mayor influencia sobre la dinámica a nivel nacional.

5. La construcción de paz es más efectiva cuando es más inclusiva con respecto a las preocupaciones y aspiraciones de una sociedad afectada, lo que significa tanto reconocer el contenido de la preocupación como asegurar roles significativos para las sociedades civiles, mujeres y jóvenes, además de las élites políticas, militares y económicas.

6. Se presume que las características anteriores en total conducirán en promedio a una paz más sostenible, en la medida en que habrá menos probabilidad de nuevos brotes de violencia.

Las entrevistas que informan y documentan este trabajo en 2018 y 2019 aparecerán en el blog de Adapt, reportadas en Inglés únicamente por el momento. Agradecemos sus comentarios!